jueves, 22 de septiembre de 2016

Reflexión sobre la historia en un día de trajo

Hoy en Punta Arenas estuve en muchas actividades compartiendo con el pueblo chilote, y quiero hacer una pequeña reflexión.
Muchas veces la historia oficial se construye desde los hitos, las instituciones, o la elite y su devenir, pero normalmente se olvidan los procesos y las cotidianeidades que forjan el espíritu de un pueblo.
Hoy conmemoramos 173 años de la toma de posesión del Estrecho de Magallanes por un grupo de 23 personas, que embarcados en la goleta Ancud llegaron después de 4 meses de dura navegación e idas y vueltas a la punta de Santa Ana para afirmar la soberanía chilena ya declarada en diversas Constituciones pero nunca ejercida realmente. Eran en su mayoría chilotes, y desde esa fecha marcaron con su esfuerzo el desarrollo de nuestra región.
Desde el traslado de Fuerte Bulnes a la Punta Arenosa, el crecimiento de la ciudad, las primeras huelgas en la las estancias (y su violenta represión sin fronteras), la venida de mujeres a trabajar sin futuro cierto, la construcción de poblaciones a puro ñeque, acarreando las maderas y herramientas al hombro por kilómetros como hoy nos contaban unas tremendas abuelas de un club de adulto mayor de la 18 de Septiembre, l@s chilotes han sido protagonistas del desarrollo de una región improbable, que se han levantado cientos de veces a la adversidad y que hoy constituyen parte de la esencia de la identidad magallánica.
La historia no es una historia detenida, y hoy me toco verlo en los clubes, en la calle, en los gimnasios, en las ceremonias, en las comidas, y sobre todo, en los ojos de quienes agradecian algo tan simple como que les reconozcan su lugar en la historia.
Estos días son los que le dan sentido a esta pega...

Monumento a la Goleta Ancud


jueves, 8 de septiembre de 2016

Minuto de silencio 2

Se ha generado un debate interesante a partir de la polémica por el minuto de silencio a los escoltas de Pinochet. Han habido hartas descalificaciones oportunistas y caricaturas, pero también comentarios críticos de buena fe con los que creo vale la pena dialogar. Lo hago no para dar explicaciones ni justificarme, sino para contribuir a reflexionar colectivamente sobre un tema tremendamente complejo, y no quedarme en la comodidad de las declaraciones unilaterales. No está demás señalar que en estas palabras no me arrogo la representación del Movimiento Autonomista en el que orgullosamente milito.

Creo que en este tema hay varios puntos a considerar. El 1ero y básico, es que todos los deudos tienen derecho a llorar y homenajear a sus muertos, independiente de su comportamiento en vida. La pregunta que se desprende inmediatamente después es si pueden hacerlo en un espacio público, y más aún si ese espacio pretende ser representativo de un país, como es el caso del Congreso Nacional. Ahí el tema se vuelve más complejo y la verdad no tengo una respuesta categórica. Tengo claro que sería totalmente inaceptable cualquier tipo de homenaje al dictador y a cualquier violador de derechos humanos. Pero los uniformados muertos ese día, ¿entran en esa categoría? Tengo dudas (de hecho la Comisión Retigg los califica como víctimas de las violaciones a los derechos humanos en el tomo III de su informe http://interactivos.museodelamemoria.cl/victimas/?p=1195). Reflexionando sobre el asunto, creo que la derecha buscaba hacer de esto un hecho político, y que inevitablemente, un homenaje a los escoltas del dictador, se presta para ser entendido como un homenaje también al dictador. Creo que el tema es sumamente delicado, y que si bien como expliqué anteriormente yo no voto en la instancia donde se acordó el minuto de silencio, si actué con ingenuidad y precipitación en una circunstancia que ameritaba mayor reflexión. Mis disculpas ante quienes legítimamente se hayan sentido ofendidos por ello.

El segundo punto susceptible de debate es la afirmación que "los derechos humanos y el dolor de las familias no tienen ni color ni militancia". Esto, si bien puede ser tildado de liberal (muy discutible), lo creo profundamente. ¿Significa lo anterior que los crímenes perpetrados por la dictadura son equiparables a la muerte de los 5 carabineros? Por supuesto que no. El terrorismo de Estado llevado adelante de manera sistemática por la dictadura cívico militar contra el pueblo no puede ser relativizado con absurdas teorías del empate. Solo creo que el dolor por una muerte se debe respetar, venga de donde venga, justamente porque no somos como ellos.

Espero podamos seguir teniendo debates de fondo sobre estos temas que son fáciles para nadie. Yo al menos, tengo mucho por aprender.

Un abrazo

Minuto de silencio

Estimad@s, ante la polémica que se ha armado por lo que algunos medios han caricaturizado como "mi autorización" para un homenaje a los escoltas de Pinochet muertos en el atentado, les cuento qué fue lo que sucedió:
Ayer estaba leyendo en la sala donde se realizan las reuniones de bancada y sin previo aviso llegan los jefes de bancada a una reunión extraordinaria solicitada por la derecha. Al preguntar de qué se trata, me dicen que quieren pedir un minutos de silencio por los 5 escoltas fallecidos en el marco del atentado a Pinochet. Para ello se requería unanimidad de los comités parlamentarios. Ante esto señalé que en mi opinión sería una mezquindad negarle la posibilidad de realizar un minuto de silencio por 5 carabineros muertos (ninguno de ellos vinculado a violaciones de derechos humanos), y les pregunté si es que ellos estarían dispuestos a conceder un minuto de silencio por Raúl Pelegrin y Cecilia Magni, frentistas asesinados brutalmente después de la toma del retén de Los Queñes (pregunta hecha sin pretensión de respuesta, solo para que reflexionaran si lo suyo era solo una provocación o no). Los demás comités (ps, dc, ppd, pr, salvo el pc que no estaba presente) dieron la unanimidad. Por lo demás, en esas reuniones yo no tengo derecho a voto sino solo a voz, ya que solo votan los jefes de comité.
Suponer a partir de esto que "apoyo al dictador", afirmar que "me saqué la careta", o que "demostré que soy pinochetista", como se ha dicho en algunos espacios (en algunos casos por militantes de otras organizaciones, en particular de la J), me parece de un oportunismo pequeño al que no vale la pena dar afrecho.
Cabros, los derechos humanos y el dolor de las familias por la muerte de un ser querido no tiene color ni militancia.
Un abrazo

martes, 30 de agosto de 2016

"En buen chileno"

Ayer me invitaron al nuevo programa de debate político del 13, "En buen chileno".
Uno podría decir muchas cosas sobre el carácter del panel, sobre las caricaturas y el tono de la discusión, pero creo que para nosotros eso no es lo relevante. Para el Chile que queremos construir nos vamos a tener que enfrentar muchas veces a debates como estos, y de seguro mucho más duros, y tenemos que estar preparados para ello.
En lo personal, no quedé conforme con mi participación. Estuve débil en explicar nuestra visión de la política, omití la perspectiva feminista en el debate y no logré ser claro a la hora de dar cuenta de nuestras propuestas. Pero como me dijo una compañera ayer, esto también es expresión de un déficit colectivo. En los últimos años hemos ido logrando, con mucho esfuerzo y trabajo de tant@s (de diferentes organizaciones políticas y movimientos sociales), crear una brecha en el consenso de la elite, y cuestionar con masividad y radicalidad las bases que sustentan el modelo político y económico chileno. El desafío que tenemos ahora es hablar en positivo del país (y porque no decirlo, el mundo) que queremos construir. No partimos de cero sin duda, pero queda mucho trecho por avanzar.
Pa' allá vamos...
Les dejo el programa para que evalúen ustedes.

Un abrazo

domingo, 14 de agosto de 2016

Breve reflexión

No hay que marearse con estas noticias. Lo esencial de los procesos de convergencia que en el discurso, pero principalmente en la práctica estamos impulsando en diferentes frentes con compañeros del Movimiento Autonomista, Izquierda Libertaria, Revolución Democrática, Convergencia de Izquierdas y Nueva Democracia, se deben sustentar en convicciones comunes y debates políticos de fondo sobre la izquierda y nuestras propuestas para avanzar en la superación del neoliberalismo en Chile. Esto de seguro contemplará apuestas electorales conjuntas (como ya sucede en muchas comunas como Concepción, Punta Arenas, Arica, San Miguel, Temuco, Valparaíso, Antofagasta, Ñuñoa y Estación Central entre otras), pero en ningún caso podemos caer en el electoralismo de pegotear siglas para buscar acceder a puestos de poder sin una cohesión política que le de sentido a estas alianzas.

Hay que escuchar y acoger a tod@s quienes compartan estos principios pq nuestra apuesta debe ser amplia y convocante, pero no permitamos que la descomposición de la Nueva Mayoría, en cualquiera de sus versiones, disperse los esfuerzos por construir una nueva alternativa política para Chile, ni que se imponga el calculo por sobre la política.

martes, 2 de agosto de 2016

Intervención Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio

"Hay que perder la costumbre y dejar de concebir la cultura como saber enciclopédico en el cual el hombre (y la mujer) no se contempla más que bajo la forma de un recipiente que hay que rellenar y apuntalar con datos empíricos... La cultura es una cosa muy distinta. Es organización, disciplina del yo interior, apoderamiento de la personalidad propia, conquista de superior consciencia por la cual se llega a comprender el valor histórico que uno tiene, su función en la vida, sus derechos y sus deberes... recordar que el hombre es por sobre todo espíritu, o sea, creación histórica y no naturaleza".

             Esta cita de Antonio Gramsci da cuenta de la importancia de lo que estamos discutiendo. Nuestra sociedad no está predeterminada, es construcción cultural permanente y dinámica. La moldeamos nosotros, somos nosotros los soberanos de nuestras vidas. No es un debate menor.

             La discusión que nos convoca tiene por objeto lo que parece ser un nuevo Ministerio de Cultura, bajo la línea  de robustecimiento y modernización del Estado.

             Valoramos los procesos de consulta realizados por el Consejo de Cultura y las Artes con los pueblos indígenas y afrodescendientes, sin embargo en Magallanes parte importante de sus demandas no fueron recogidas. El futuro ministerio tendrá Consejos Regionales y  la composición propuesta deja en minoría a nuestros habitantes prehispánicos, como son las comunidades Yagán y Kawésqar, ya que ambas debieran tener representación en el Consejo Regional, como también los Huilliches que hoy viven en el territorio. Preocupa también el carácter transitorio del Consejo de Pueblos Originarios, institución que queda sujeta a la creación del anunciado Ministerio de Pueblos Indígenas, cuyo texto legal se encuentra recién en primer trámite constitucional. No se reconoce en el artículado la pluriculturalidad y preexistencia, tampoco la existencia de patrimonio material e inmaterial parte del mundo cultural de nuestros pueblos indígenas. Esperamos que estas omisiones puedan ser corregidas en lo que resta de tramitación.

            El carácter subsidiario del Estado se evidencia marcadamente en lo que respecta a la producción artística chilena. La solución al financiamiento por vía de fondos de carácter concursable no sólo ha ido consolidando una relación clientelar entre el creador y el Estado, sino que también ha construido un sistema macabro de competitividad entre pares que es único en latinoamérica. Este tipo de herramientas son paradigmáticas de la transición y no debieran perpetuarse de manera irreflexiva. Espero que en el marco de este debate, tengamos la opción de redefinir la manera según la cual los pilares esta estructura se han instaurado, generando nuevas condiciones de producción, relación, circulación y mirada a nuestra memoria. El Ministerio de las culturas no puede terminar siendo el edificio de los FONDARTS.
            El actual proyecto de Ministerio posee declaraciones importantes, pero aparece como insuficiente al no existir un real derecho a la cultura consagrado en nuestra Constitución. Esta es otra de las ya innumerables razones para darnos a nosotros mismos una nueva Carta Fundamental, pero es siempre indispensable volver sobre este tipo de discusiones profundas para iluminar el sentido de estas importantes reformas.
            Sobre este particular si bien comparto los principios y lineamientos que el ejecutivo declara en este proyecto de ley, no puedo sino advertir mi preocupación sobre la manera en la cual se dio esta discusión. Este año tuvimos de una extensa paralización de funcionarias y funcionarios de la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (invisibilizada por la prensa). Sus demandas no tenían que ver con sueldos ni cargos, sino con el rol que se otorga a este actual servicio. ¿Son tan poco importante los servicios públicos como DIBAM? ¿Cuál es la razón por la cual éstos organismos poseen una invisibilidad radical? Y, sin embargo, en este proyecto de ley parte importante de la herencia institucional se encuentra precisamente en la DIBAM, un servicio público que declara como su misión la promoción del patrimonio cultural y la memoria colectiva. Lo anterior es preocupante, ya que vemos que en este proyecto de ley existirán limitados gestos de modernización a dicho servicio público, el que ya está próximo a cumplir 90 años de antigüedad experimentando la precariedad abrumadora de su sector. Esperamos también esto pueda ser corregido.

             Termino con una reflexión. El ministerio de las culturas, las artes y el patrimonio debiera ser un espacio para disputar la hegemonía de la elite. Una elite, que en los últimos años ha ido perdiendo el consenso, la hegemonía que ejercía sobre nuestra sociedad. Poco a poco se va convirtiendo en clase dirigente perdiendo su carácter de dominante. Y el rol de las culturas en este proceso es esencial. En el Chile que imaginamos, despercudido del actual modelo político, económico y social de carácter neoliberal que privilegia y fomenta el individualismo por sobre la acción colectiva, la disputa por la pluralidad va a ser central. Por esa pequeña s, ese plural del que se quejaba Issa Kort.

Por eso, esperando que le demos la relevancia que merece, votaré a favor de este proyecto.



miércoles, 1 de junio de 2016

Reflexión

Estimad@s, les comparto una reflexión que escribí a propósito de la división de caminos que hemos vivido como Izquierda Autónoma. Es el momento de mirar hacia delante por lo que es lo último que escribo al respecto por un buen tiempo. De aquí en adelante, a enfocar todo el trabajo en la construcción de un movimiento autonomista político amplio, con convicción, rebeldía y humildad.


Pa allá vamos!


Han sido días difíciles, quien podría negarlo. Para todos y todas quienes hemos sido parte de la historia de Izquierda Autónoma, ya sea desde hace meses o durante años, la crisis que hemos tenido como organización es dolorosa. En mi caso, permanentemente me he cuestionado cómo podemos pretender cambiar el mundo si estamos dispuestos a sacarnos la cresta entre compañeros, como ha sido expuesto últimamente por los más diversos medios. Es una contradicción vital, de la que solo nos queda aprender.
Pero los problemas que llevaron a nuestra organización a tomar caminos separados no se reducen a eso, son también políticos. Sin embargo, me resulta difícil caracterizar las diferencias que tuvimos, porque cuando uno mira el contexto político nacional, estas diferencias son mucho más pequeñas de los que nos parecen cuando estamos inmersos en ellas. Creo que nos faltó perspectiva, a tod@s.
Pero lo hecho hecho está. El pasado 29 de Mayo, un grupo importante de compañer@s (en número y capacidades) decidió abandonar el proceso que habíamos denominado Convergencia Autonomista. Se denominan "Izquierda Autónoma", porque en su lectura, defienden la tesis histórica de nuestra organización. Creo sinceramente que a estas alturas los nombres no son lo relevante. Muchos seguiremos esgrimiendo la autonomía política como principio fundante de nuestra acción.
Quienes nos quedamos, hemos decidido convocar a un Congreso nacional para discutir en conjunto y de cara a la ciudadanía, cuales son los pasos a seguir. En él tenemos el deber de cuestionarnos los errores que hemos cometido para aprender de ellos, e incorporar y convocar a tod@s quienes han visto en nuestro trabajo un germen para la construcción de una alternativa política que avance a la superación del capitalismo, y por cierto, con quienes compartamos los mismos principios. También, deberemos estar alertas para no replicar en nuestro andar las prácticas que tanto daño le hacen a las organizaciones emergentes (el sectarismo, el electoralismo vacío, el caudillismo, el autoritarismo, la suplantación y la delegación entre otras tantas a combatir día a día).
En este proceso, que iniciaremos a la brevedad, queremos también ser capaces de dialogar con otras fuerzas de izquierda que a su vez viven sus propios procesos de constitución, cada uno con sus particularidades y tiempos. Esperamos debatir fraternamente con la Izquierda Libertaria, con Convergencia de Izquierdas, con la UNE y las fundaciones CREA y EMERGE, con Revolución Democrática, con Igualdad. Con todas estas fuerzas tenemos que aprender en conjunto, manteniendo siempre firme un principio básico: autonomía de la Nueva Mayoría y el empresariado (a la derecha para que mencionarla).
Finalmente, a quienes han decido continuar su trabajo desde Izquierda Autónoma por fuera de nuestro proceso de convergencia, les deseamos lo mejor, de verdad y sin dobles lecturas. Al menos para mi, la experiencia compartida en conjunto después de 12 años de militancia resulta invaluable. Y además, la izquierda en nuestro país sigue siendo chica; no me cabe duda que nos volveremos a encontrar. Sería irresponsable no hacerlo, más temprano que tarde.
Por último, a todos quienes han confiado en nosotr@s, a quienes se han desconcertado con los últimos sucesos, les pedimos disculpas. Esta vuelta no estuvimos a la altura. Pero no nos vamos pa la casa. Eso jamás.
Con la esperanza machucada pero firme.
Aquí nada termina, aquí cada día es continuar...
-----
En el link de abajo, les comparto la declaración que sacamos hoy (Lunes 30 de Mayo)

con 43 dirigentes de todo Chile para dar cuenta de nuestra visión de este proceso. Presentamos esta declaración desde el sindicato de trabajadores de la Católica de Valpo, para dar una señal simbólica de cual es nuestro espíritu. Regionalista, comprometido con las y los trabajadores, e inserto en el conflicto educacional (junto al presidente del sindicato de la PUCV, al presidente del Colegio de Profes de Valpo, a la presidenta de la Federación de la UNAB actualmente en toma, a la presidenta de Derecho en la Chile, al presidente de la FEPUCV, y a muchos compañeros y compañeras que viajaron de todo Chile a ser parte de este momento).
Vamos con todas las fuerzas!
Un abrazo firme!